Pongamos que hablo de Martínez.

IMAGEN TOMADA DE LAS REDES SOCIALES.

El cantautor Jorge Drexler obsequió a Joaquín Sabina “Pongamos que hablo de Martínez”, una canción que repasa la influencia del español en su carrera.

Fuimos cerrando uno a uno cuatro bares
Montevideo, ya hacía rato, amanecía.
Vos me augurabas oropeles y ultramares
y al regresar del baño, ¿quién no te creería?

Desorientado y confundiendo vocaciones,
yo estaba preso en mi alegría diletante.
Me fui a Madrid, con mi guitarra y mis canciones
haciendo caso a tu consejo delirante.

Y hoy que pasaron 22 diciembres ya
de aquella noche loca que selló mi suerte,
esta canción, más vale tarde que jamás,
la escribo para agradecerte.

Y aunque sé bien que con tu empaque de Alatriste
te da pudor la confesión de borrachera,
creo que sabes que el regalo que me hiciste
me cambió la vida entera.

Tal vez te interesa… Top: 10 citas de Jorge Drexler.

Te quiero mucho más de lo que te lo cuento.
Te veo mucho menos de lo que quisiera,
y como yo, una jauría de sedientos
que fuiste recogiendo por la carretera.

Te debo la “Milonga del moro judío”
y otra turné por el Madrid de los excesos,
donde aprendí a domar más de cien desvaríos
y a robar más de mil besos.

Tengo el detalle de camuflar tu apellido
y quien lo quiera adivinar, que lo adivine,
para nombrar a quien estoy agradecido,
pongamos que hablo de Martínez.

Tal vez te interesa… Ay, Carmela… Ay, Rocío.

Comparte