La historia detrás de “Pacto entre caballeros”.

IMAGEN TOMADA DE LAS REDES SOCIALES.

Twitter tiene estas cosas. Es capaz de recuperar historias de hace más de treinta años y aportar datos sobre uno de los temas míticos de Joaquín Sabina, “Pacto entre caballeros”, canción de 1987 incluida en el álbum “Hotel, dulce hotel”. La canción cuenta la historia de tres chicos que atracaron a Sabina y se dieron cuenta de que era el cantante:

“Me pillaron diez quinientas
y un peluco marca omega
con un pincho de cocina en la garganta,
pero el bizco se dio cuenta y me dijo “oye, colega,
te pareces al Sabina ese que canta”.

Al reconocerlo, los atracadores y el cantautor se fueron de farra a una barra americana y le devolvieron lo robado con la única condición de que el flaco les dedicara una canción:

“Este encuentro hay que mojarlo
con jarabe de litrona,
compañeros, antes de que cante el gallo.
Tranquilo, tronco, perdona
y un trago pa’ celebrarlo”
los tres iban hasta el culo de caballo.

A una barra americana
me llevaron por la cara,
no dejaron que pagara ni una ronda,
controlaban tres fulanas, pero a mí me reservaban
los encantos de “Maruja, la cachonda”.

(…)

Me devolvieron intacto,
con un guiño, mi dinero,
la cadena, la cartera y el reloj.
Yo, que siempre cumplo un pacto
cuando es entre caballeros,
les tenía que escribir esta canción.

Hasta aquí la canción. El propio Joaquín Sabina aseguró a el diario “El Mundo” en septiembre de 2005 que la historia que relata la canción fue real: “Lo de Pacto entre caballeros no solo fue verdad, sino que me pasaron dos episodios parecidos en la misma semana que reduje a una canción. Solo inventé el final porque nunca volví a verlos. El puticlub era cojonudo, pero yo, aunque no lo parezca, soy un caballero”.

Te puede interesar… Y dos boleros…

A esta historia real del atraco hay que sumar ahora nuevos datos, los que aportaba la tuitera “Malcriada” (yaizaxvx) esta pasada madrugada: “Mi padre, mi tío y un amigo, atracaron a Joaquín Sabina y luego Sabina les dedicó la canción “Pacto entre caballeros”. El bizco que nombra en la canción es mi tío”.

IMAGEN TOMADA DE LAS REDES SOCIALES.

Lo del “Pacto entre caballeros” no solo fue verdad, sino que me pasaron dos episodios parecidos en la misma semana que reduje a una canción. Sólo inventé el final porque nunca volví a verlos. El puticlub era cojonudo, pero yo, aunque no lo parezca, soy un caballero.

“Malcriada” aporta una conversación con su padre, uno de los supuestamente presentes en esa noche con Sabina, que le confirma que “es verdad” y que todo ocurrió en “Santiago (de Compostela)”. “Era Cuco, Papon y el José el Chukel. Le robaron todo y el tío Cuco le devolvió todo. Dile a tu amiga que es cierto”.

La tuitera añade además una imagen de su padre y tío “en esa época”. Su tío, el Cuco, fue fotografiado en la prisión de Monterroso, en la provincia de Lugo. “Malcriada” añade otra información: su tío el Cuco, uno de los atracadores de la canción, falleció de sobredosis.

Hasta aquí lo que cuenta la tuitera, asegurando que es cierto.

Te puede interesar… Dos mejor que uno.

Para intentar cerrar el círculo sobre qué hay de real y de invención en “Pacto entre caballeros”, recurrimos a Pancho Varona, guitarrista de Sabina desde hace décadas. Varona cuenta que “Pacto entre caballeros” fue compuesta por Sabina, Batanero y Varona. La letra surgió en la isla de el Hierro, hasta donde fueron para crear el disco “Hotel, dulce hotel”. Y sobre lo que hay detrás, explica: “No es una historia real, pero algo hubo”. Joaquín se basó en un hecho para escribir la letra. Iba caminando por la acera, y a unos cuantos metros más adelante vio que tres chicos atracaban a alguien. Cuando los ladrones le reconocieron, le dijeron que él podía seguir”.

Te puede interesar…

Te puede interesar… Historias para no dormir.

Tanto Joaquín Sabina como Pancho Varona confirman que algo de realidad hay en esta noche de juerga post atraco en Santiago de Compostela. Ahora “Malcriada”, en Twitter, aporta datos que ponen cara a los protagonistas. Su padre reitera que todo es cierto y bromea con su hija: “¡Estarás contenta de tener un tío ladrón… jaja!”, le comenta por WhatsApp después de la publicación de este artículo”. Sea del todo cierto o solo en parte, lo que queda para la historia es la canción.

¿Leyenda o no?, solo Joaquín Sabina lo sabrá. 😀

Comparte