La historia detrás del mítico anillo de calavera de Joaquín Sabina.

Tal y como han publicado en el diario ‘El Correo’, este anillo de plata de la calavera fue un regalo del mismísimo Keith Richards, poseedor a su vez del anillo de calavera más famoso de la historia. El anillo del guitarrista de los Rollings Stones fue un regalo de los joyeros que lo elaboraron por su 35 cumpleaños.

Dada su repercusión, fue el propio Richards quien autorizó a sus joyeros para que hicieran otros anillos similares con los que obsequiar a sus seres queridos, aunque previamente mandó a hacer ciertas modificaciones que mejoraron el diseño original.

Algunos de ellos fueron a parar a manos de James Hetfield, Erick Clapton, Zakk Wylde, Billy Gibbons o, como es el caso que nos atañe, Joaquín Sabina. Desde entonces, no solo no se ha separado nunca de él, sino que con el paso de los años encargó otras piezas similares como obsequio para algunos de sus amigos.

Tal vez te interesa… Ruleta Rusa… en vinilo.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on tumblr
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email