¿Cómo se conocieron Joaquín Sabina y Jimena Coronado?

IMAGEN TOMADA DE LAS REDES SOCIALES.

La historia de amor de los recién casados no fue tan rápida como lo fue el flechazo. En una entrevista con Juan José Millás, Jimena dijo que conoció a Joaquín Sabina en diciembre de 1994.

Jimena hacía fotos para un periódico que se llama “El Comercio”, justo en la sección de la revista que salía los sábados llamada “Somos”. “En un momento, lo saqué al balcón para hacerle unas fotos con Lima de fondo y en ese momento él aprovecho y preguntó: “¿Y a dónde vas a tomar unas copas después?” y le dije: “yo voy a un bar que se llama “La noche”, a lo que él respondió: “¿a qué hora vas a ir?”, “a las diez”, contestó Jimena.

“Doña Jimena con… don Joaquín”.

AL CANTAR ROSA DE LIMA, EL MAESTRO JOAQUÍN SABINA CAMBIA VEN, VEN VENTE CONMIGO...

La Jime platica que ella ya estaba en el bar y le dieron las diez, las once, las doce… “Llegué a la una y no la saludé”, ríe Joaquín, “no me viste”, responde Jimena. Yo estaba en una esquina con unas amigas y pasé delante de él, a ver si me veía, y sí, me dijo: “Hola, ¿Jimena?” y me senté en su mesa. 

Jimena ha estado conmigo en las buenas o en las malas. De gira, si no viene ella no voy. Antes era al revés, “sexo, drogas y rock and roll” y no hay que llevar a la novia ni a la mujer.

Tal vez te interesa… Pero qué hermosas eran…

Posteriormente, cada uno retomó su rutina, su vida, los viajes, y ella comenzó un noviazgo con alguien más, al igual que él. Sin verse durante los noviazgos de ambos, pasó el tiempo y Sabina comenzó a trabajar en el álbum “19 días y 500 noches”, por lo que se desconectó de todo y dejó de revisar su correspondencia y de tomar llamadas. Al final, cuando lo hizo, vio que tenía una carta de Jimena Coronado, una carta donde le decía que ya era soltera.

Al flaco de Úbeda lo habían terminado recientemente, por lo que la invitó a Venecia, pero para su sorpresa, ella dijo que no, que mejor se vieran en Garibaldi, en la Ciudad de México para brindar por su amor.

Rosa de Lima…

Los dos meses siguientes Sabina estuvo llamándola a Perú para que aceptara mudarse con él a España, y aunque le costó trabajo, la convenció, como él mismo narró en la entrevista con Millás: “Justo al final de 19 días y 500 noches nos fuimos a vivir juntos”.

A finales de 2019, su amigo, Joan Manuel Serrat, declaró en una entrevista que Sabina se había arrodillado ante Jimena y, ofreciéndole un anillo, le había pedido matrimonio. “Yo tengo 70 años, el día que la Jime cumplió 50 doblé la cerviz y en verso…” ha comenzado Sabina, tras lo que Serrat, incapaz de contener la emoción, ha sentenciado que su compañero “llegó a arrodillarse” para esa ocasión: “Fue tan hermoso”.

En el 2020, Joaquín y Jimena se casaron.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on tumblr
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email