Hoy perdí las llaves de las puertas que cerré…

FOTOGRAFÍA: JAVIER SALAS.

Fragmento de la canción “Ay, Gorrión” la cual forma parte de la sección: “Punto y seguido”. Una joya poco conocida del maestro Joaquín Sabina.

«Y si alguna vez
vieras a mi amada,
dile que, en la almohada,
llevo tatuada
su desnudez.

Me cansé de ser
digno sin querer,
hoy quemé mis naves,
me desenganché,
hoy perdí las llaves
de las puertas que cerré».

Sabina, Joaquín. Con buena letra III. Barcelona: Temas de Hoy, 2005.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on tumblr
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email